Piratas del Caribe: la venganza de Salazar

Patrocinador

Cumplidora.

La tan esperada “última” entrega de esta saga nos ofrece una historia llena de bromas al estilo ‘Capulina’ y nostalgia forzada, sin embargo, no deja de ser entretenida y emocionante.

Esta quinta película de la franquicia nos cuenta cómo un enemigo invencible busca destruir al carismático “Jack Sparrow” [sí, también las anteriores] y está dispuesto a cruzar el océano completo con tal de completar su venganza en contra de este escurridizo personaje.

Como en casi todos sus filmes, Disney cuida cada detalle de la producción: fotografía, banda sonora, edición, vestuarios, maquillajes, escenografías y locaciones que atrapan al espectador en el tiempo y espacio deseados, sumergiendo por completo la historia en barcos, playas, islas y pueblos caribeños de la época.

Las secuencias de acción son manejadas con menos maestría que las entregas anteriores, resultando en ocasiones aburridas o bobas. Lo mismo pasa con las escenas cómicas, que no tuvieron el cuidado de ejecutarse de manera orgánica y terminan viéndose forzadas.

El primer tercio de la película sufre más de estos errores, poniendo en riesgo la línea argumental aburriendo o predisponinedo al espectador. Sin embargo, el resto de la cinta transcurre más ligero e interesante, echando mano de la fórmula que ha vuelto tan remunerable a esta franquicia: las escenas de peleas en barcos, efectos especiales, una buena selección del score y toques de humor y acción con el simbiote de Johnny Depp.

Las actuaciones son regulares, como bien han sido en toda la saga, aunque cabe mencionar que en esta entrega la actuación de Depp está un poco por debajo del carisma habitual, incluso descuida en momentos los tonos de la voz de Sparrow. Bardem encarna a un villano de buen nivel [pareciera que es su fuerte, como las villanas perruconas que tan naturales le salen a la hermosa Charlize Theron].

Es una cinta entretenida sin duda, y–si se está dispuesto a sacrificar un poco de sentido común por un rato de diversión palomera–Los Piratas del Caribe son siempre una buena elección.

Por cierto, bien vale la pena esperar los 10 minutos de créditos, hay una imperdible escena al final. Aye!

Si te gustó puedes compartirlo con tus amigos o leer otro post

          

PATROCINADOR