Ese modo de entretenimiento tan viejo, simple y que de alguna manera u otra, a pesar de ya ser un adulto (de edad), te sigue divirtiendo como cuando niño. Claro, para que esto suceda debes contar con los compañeros de juego correctos. 

 

¿Quién mejor que tus amigos y tu novia? Créanlo, Monopoly se puso muy serio. Tan serio, que la partida aún no ha terminado, y estamos pendientes de terminarla. Sí, se apuntó que tenía cada quien, se tomó una foto del lugar en el que quedó cada uno de los tokens y de quien era el turno de tirar los dados. Un buen fin de semana sin duda alguna, muy divertido. 

 

Otra buena experiencia al cúmulo que conforman La Vida.

 

¡Saludos!

Juegos de Mesa

Patrocinador

Si te gustó puedes leer otro post

o compartirlo con tus amigos